Maletas de pago

Hace un tiempo, una entrada de breves roundup recogía la noticia de que American Airlines, la mayor aerolínea del mundo (y no es de bajo coste) había empezado a cobrar por facturar cualquier maleta: 15 dólares la primera y 25 dólares la segunda. Desde ese momento, otras dos compañías de EEUU se han unido a esta tendencia, United y US Airways.

Aunque el recargo sólo se aplica en vuelos interiores en EEUU y Canadá y para las personas con billetes con descuento, al final, para estos viajeros el precio de un vuelo de ida vuelta se incrementa en 30 dólares.

Esta situación, en general, empuja a los viajeros a intentar desplazarse solamente con equipaje de mano. Y esto, con las limitaciones que conlleva precisamente ir sin facturar equipaje: limitaciones del peso y el volumen de las maletas y una larga lista de elementos prohibidos a bordo.

En Europa, a veces dependiendo del aeropuerto, algunas compañías de bajo coste, que de momento son las únicas que cobran por facturar equipaje, instruyen al personal para bloquear a aquellos que sobrepasen las limitaciones pesovolumétricas (y conseguir así que paguen la multa por tener facturar a última hora). Esto, además, se une a la estricta norma de algunos aeropuertos británicos, ahora un poco más relajada, de una única bolsa por pasajero, sin excepciones.

Wall Street Journal dice que en EEUU están pensando en colocar limitadores de tamaño en los aparatos de rayos X, a imagen de las barras que limitan la altura de paso en algunas taquillas de los peajes de autopista.

El principal argumento de todas las aerolíneas es que quieren viajar con aviones que pesen menos, ya que a más peso, más combustible gastan. Por otro lado, uno de los efectos que también se quiere conseguir es que los pasajeros viajen más ligeros. Y hay que suponer que para el pasajero también será mejor, pues no habrá posibilidades de que se pierda la maleta.

Las compañías que no aplican el recargo están a la expectativa. Continental (posible nuevo miembro de Star Alliance tras su alianza con US Airways) y Delta sospechan que pueden recibir pasajeros descontentos. Tripso cree que eso ya está pasando y cita algunos casos concretos de clientes que, ante precios similares para un mismo trayecto, evitan las compañías que aplican el recargo.

Por otro lado, hay quien llega más allá y, como Tripso o 'Los Angeles Times', sospecha que incluso algunas compañías puedan acabar cobrando incluso por el equipaje de mano, ya que la gente puede acabar colapsando y luchando por los espacios de los compartimentos para dejar las bolsas, y de ello se pueden derivar retrasos o incluso que todo esté tan lleno que la propia tripulación tenga que llevar alguna de esas bolsas a la bodega, con el equipaje facturado (aunque sin poder cobrar por ello). Eso sin contar el posible aumento de conflictos y atascos en los controles de seguridad, por el aumento de personas con bolsas de mano.

Al final, a ver cómo llega todo este movimiento a Europa.

PS: Para aquellos que quieran hacer vuelos internos en EEUU, vía Gadling, llega una lista de Farecompare que recoge todos los recargos y suplementos de todas las compañías (Gadling la llama "la madre de todas las tablas de suplementos"). En ella destaca que también algunas compañías tradicionales, siguiendo el ejemplo de Iberia, cobran incluso por el agua o los refrescos.

5 comentarios :

  1. Siempre es curioso que la solución a todo tipo de problemas sea siempre el pagar más.

    Me parece un insulto a la inteligencia considerar que se justifique con la idea de 'volar ligero'.

    Entonces: ¿Pesaremos a los pasajeros? ¿porque un Sr. de 70 kg. de peso y dos maletas de 10 kg cada uno debe pagar suplementos y Un señor de 100 kg sin maleta no?

    ¡¡Qué llenen los aviones con políticas de precios óptimas, que compren petróleo en mercados de futuro, que gestionen mejor sus costes!! (y que dejen de cobrar por todo)

    ResponderEliminar
  2. Dani, estoy totalmente de acuerdo contigo. Aunque intento ser neutro en la exposición, te doy la razón. Pero desgraciadamente creo que la locura no ha acabado aquí, y se seguramente habrá que ver qué es lo siguiente que se sacan de la manga las compañías aéreas para que paguemos más.

    ResponderEliminar
  3. ¿Alquiler de almohadas y mantas?

    ResponderEliminar
  4. Oh, Dani, eso ya había pasado: Skybus, una compañía de bajo coste de EEUU, ya ha cobrando por las mantas y las almohadas (link). Sin embargo, esto no le ha servido para nada, porque ha suspendido pagos y la actividad (o ha hecho un concurso de acreedores, como se dice ahora), tal como anuncian en su página web.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, que veo que sí hay otra cosa por la que cobran: por los billetes que se consiguen cambiando los puntos de los programas de viajero frecuente (de 25 a 100 dólares) (información en Forbes.com). Al final, tampoco saldrá a cuenta acumular millas ni ser fiel a una compañía...

    ResponderEliminar